Trail-O. Orientación de Precisión

GENERALIDADES

La Orientación de Precisión (en adelante O-Pre) es una de las 4 disciplinas de este deporte y reconocida por la Federación Internacional de Orientación (IOF). A pesar de su breve historia, cuenta con importantes ligas en los países pioneros en la orientación, pero no existe en absoluto en España. Es una modalidad que ha sido adaptada para ofrecer a todos, independientemente de su sexo, edad o capacidad / discapacidad física, la oportunidad de participar en igualdad de condiciones en una típica competición de orientación.

La Orientación de Precisión Cronometrada (O-PreCro / en inglés TempO) puede ser considerada la versión “Sprint” de la Orientación de Precisión “clásica”.

Sólo existen 2 categorías de competición, en las que se establecen diferencias únicamente por la capacidad/discapacidad de los participantes:

Abierta, en la que puede participar cualquier competidor.

Paralímpica, en la que sólo pueden ser inscritos los competidores que tengan una discapacidad permanente.

El área requerida para realizar una carrera de Orientación de Precisión no necesita que sea grande, ya que pueden utilizarse las zonas verdes escolares, los parques de una ciudad y áreas forestales transitables en silla de ruedas. Generalmente se practica por caminos al aire libre, no implica una carrera de punto a punto, poca o ninguna elección de itinerarios, ni fuerza física, por lo que se elimina por completo el elemento de la velocidad. Su objetivo es la precisión a la hora de interpretar el mapa y el terreno, el cual suele ser más complejo en el área donde se sitúan los controles, para aumentar el grado de dificultad.

En la Orientación de Precisión los competidores no están autorizados a abandonar el trazado marcado y desde los puntos de decisión (materializados en el terreno pero sin dibujar en el mapa) deben hacer una lectura precisa del mapa (1:5000 ó 1:4000) y la correspondencia con el terreno, para identificar cuál de las balizas de un grupo (5 como máximo) situado a unos 30-40 m. de distancia, es la que coincide con la descripción de control y el centro del círculo del control correspondiente dibujado en el mapa. En nivel elite, una respuesta posible es “Cero”, cuando no corresponde ninguna de las balizas materializadas en el terreno. Todo ello, evitando los engaños que le ha puesto el trazador. Los participantes son clasificados conforme al número de respuestas acertadas obtenidas y a fin de separar aquellos con igual puntuación, son colocados uno o más controles cronometrados especiales, en los cuales es registrada la velocidad de respuesta.

La carrera a nivel élite es un reto para orientadores experimentados y puede ser incluida en su programa de entrenamiento, dándoles la oportunidad de entrenar de vez en cuando, sin tener que ir a un terreno más alejado.

Cualquier planificador debe recordar que una carrera debe ser viable, tanto para los competidores sin discapacidad, como para las personas con movilidad reducida, los cuales necesitan sillas de ruedas, bastones o muletas, permitiéndoles que puedan avanzar a su propio ritmo, y llegar a meta dentro del tiempo máximo marcado para la competición.

Recuerde que este es un deporte inclusivo, así que deben ser introducidas las variaciones que no discriminen a las personas con movilidad reducida

Be Sociable, Share!